Ser madre o padre puede ser algo fácil cuando entiendes lo que tus hijos necesitan

Si estás interesado en el Curso Vivir Con Hijos rellena el formulario y te mantendremos informado para que puedas unirte a proximas ediciones

El responsable de tratamiento es INSTITUTO PENSAMIENTO POSITIVO S.L.U. con la finalidad de enviar comunicaciones comerciales y gestionar tu suscripción. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos a través de [email protected] así como a presentar una reclamación ante la Autoridad de Control. Puede obtener mas información en nuestras políticas de privacidad.

Ver Política de Privacidad

Si amas a tus hijos con locura…

Pero no sabes cómo enfrentar los retos del día a día…

Ni tampoco cómo educarlos para que tengan una vida plena.

Lo que vamos a contarte te interesa.

No importa si estás de acuerdo con esto o no, porque en cualquier caso las cosas funcionan así:

AMAR a tus hijos está bien, pero NO ES SUFICIENTE para saber cómo educarlos. La realidad es que hay unos principios para hacerlo, y conocerlos lo hace todo más fácil.

Y cuando digo todo, no sólo me refiero a la relación con tus hijos.

Todo es todo: tu relación de pareja, tu vida profesional, tu estado de ánimo. Todo.

Aprender lo que tus hijos necesitan realmente puede cambiarlo todo.

¿Crees que exagero?

Hoy voy a contarte algo que quizá ya intuyes, aunque quizá no terminas de creerte:

Se puede aprender lo que realmente necesitan tus hijos para que tengan una vida plena, y para que la tuya sea más fácil.

Y esto es una realidad, independientemente del país donde vivas, de tu situación social o familiar, del carácter de tu hijo o hija, del número de hermanos y hasta de unos abuelos o tíos que se exceden con los caprichos.

Se puede aprender a educar. Fácilmente. Y esto hará tu vida más fácil.

De momento, déjame que te cuente que hay 3 cosas que lamentablemente pasan desapercibidas para la mayoría de las madres y los padres:

La primera es que como padres y madres tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos.

La segunda es que casi nadie se molesta en aprender a hacerlo.

La tercera es que, consecuencia de lo anterior, experimentamos miedos, fracasos e incertidumbres en la convivencia con nuestros hijos y nuestros hijos no viven con tanta plenitud como podrían.

Y ahora, la buena noticia…

Lo que necesitan tus hijos se basa en conocer (y aplicar, claro) tres pilares fundamentales de la educación de los hijos.

Tres pilares. Nada más.

El Amor, la Autonomía y la Autoridad.

Domina estas 3 áreas y la relación con tus hijos y todo el resto de tu vida mejorará para siempre.

Cuando entiendes cómo aplicar el amor, la autonomía y la autoridad en el día a día de la vida te pasan cosas como estas:

Tus hijos se preparan para tener una vida plena cuando sean adultos. Es como aplicar el desarrollo personal en la vida de tus hijos, desde pequeños.

Te sientes seguro cuando tomas decisiones. Tienes una base para poder decidir, y sabes lo que es bueno para el desarrollo de tu hijo.

Sabes cómo y cuándo poner límites, y no te sientes culpable porque comprendes los 3 pilares básicos: amor, autonomía y autoridad.

Tú eres más feliz. Pero es que tus hijos también lo son.

Disfrutas más de la paternidad, sin estrés innecesario

La convivencia con tus hijos se hace más fácil y satisfactoria.

Desaparecen las discusiones de pareja sobre la educación de los hijos (y esto elimina en efecto dominó otras discusiones también) porque los dos tenéis la misma base en común, y estáis de acuerdo en qué es lo mejor para vuestros hijos. Incluso aunque estéis separados.

Hablemos claro.

La mayoría de los padres son una especie de Walking Dead que se mueven por el espacio con cara de cansados esperando a que con algo de suerte los próximos años pasen lo antes posible.

Y es normal. 

A la carga diaria de trabajar, crecer profesionalmente, llevar las cosas de la casa, tener algo de vida social… de repente se suma una tarea de 24 horas que es la educación de los hijos, una tarea para la que no estamos preparados.

Y entonces asumimos que estar cansados y que el hecho de que la educación genere problemas es normal.

Y no lo es.

La convivencia plena y feliz con tus hijos es algo que cualquier padre o madre puede conseguir.

Lo dirán públicamente o no, pero la realidad es que muy pocas personas disfrutan realmente de su paternidad.

Te diré por qué.

1

Porque no saben que se puede

Asumen que la convivencia con los hijos es difícil. Asumen que tratar con niños es complejo. Asumen que la tormenta pasará algún día…

2

Porque no aprenden cómo hacerlo

Seamos claros, la mayoría de los padres pasan más tiempo en redes sociales que aprendiendo cómo educar a sus hijos. Y claro, pasa lo que pasa.

La realidad es que muy pocas personas se proponen aprender cómo mejorar el bienestar de sus hijos y el suyo propio.

Pero la realidad también es que esto es algo que cualquiera puede aprender.

Y como sé que esto es así, hemos creado un nuevo programa para enseñar a hacerlo y se llama Vivir con Hijos.

Déjame que te cuente una historia

¿Por qué tu hijo o hija te necesita para unas cosas, pero no para otras?

Cuando mi hijo comenzó a gatear, decidimos dejarle que lo hiciera y que subiera y bajara de los sitios libremente, supervisado siempre, por supuesto, pero a su aire.

Rápidamente nos dimos cuenta de que la mayoría de los niños no disfrutan de ese grado de libertad y que eso les hace niños más torpes y, lo que es peor, más inseguros. 

De hecho, cuando siendo aún gateador, era capaz de subirse sin ninguna ayuda a columpios y toboganes, muchos padres en el parque infantil alucinaban o directamente lo agarraban pensando que habíamos tenido un despiste, simplemente porque no concebían que un niño tan pequeño pudiera ser así de autónomo (si quieres, puedes añadir a este párrafo mi sonrisa de padre orgulloso 🙂 ).

Meses más tarde cuando empezó a andar pasó lo mismo: respetamos su autonomía, siempre supervisado, y le permitimos que empezara a andar por sí mismo, sin darle la mano.

Hoy tiene una autonomía personal que muy pocos niños tienen con esa edad. Y lo que es más importante, eso le hace una persona feliz, alegre, llena de una alegría de vivir que se nota y que contagia… porque confía y porque sabe que puede hacer las cosas por sí mismo.

Los niños, como los adultos conscientes, disfrutan haciendo las cosas por sí mismos.

Los niños SÍ te necesitan para algunas cosas, y NO te necesitan para otras, y conocer la diferencia puede tener un impacto enorme en su vida y en la tuya.

¿Y por qué te cuento esto?

Primero porque esta idea sencilla que te acabo de contar puede parecer poca cosa, pero la realidad es que educar a un niño en la AUTONOMÍA puede tener un impacto enorme en su desarrollo, en su confianza y en la idea que se va haciendo del mundo y de sí mismos. 

Educar en la AUTONOMÍA hará más feliz a tu hijo, y tú también lo serás porque tendrás que estar pendiente de menos cosas.

Y en otro rato te cuento cómo con 2 años y medio, mi hijo, sube su moto por las escaleras; cuando le digo que yo puedo llevársela me responde «yo me apaño solo»; habla con todo el mundo sin ninguna timidez, y por qué es un espectáculo verlo así de feliz.

Cuando entrenas la mirada, ya incluso en edades tempranas se empieza a observar una enorme diferencia entre unos niños y otros, entre unas familias y otras.

Y segundo, porque esto de dejarles que disfruten del movimiento libre es algo que yo aprendí. No fue una idea feliz. Se puede aprender. Por eso, quiero insistir en esta idea:

Una convivencia plena y feliz con tus hijos es algo que cualquier padre o madre puede conseguir.

Y sin embargo, la realidad es que la paternidad es una experiencia tortuosa para muchísimas personas.

¿Por qué?

Porque los padres buscamos soluciones rápidas a problemas complejos. Y la crianza no funciona así.

Ser padre o madre es una carrera de fondo, es una maratón y no un sprint.

Lograr una convivencia feliz con tus hijos requiere práctica, experiencia y paciencia, pero sobre todo entender que hay tres pilares imprescindibles sobre los que construir nuestra paternidad.

Esos tres pilares son el Amor, la Autonomía y la Autoridad.

Si ya entiendes que se puede aprender a ser padre o madre, si comprendes que hacerlo cambiará radicalmente tu experiencia de paternidad y si has entendido que NO aprender lo que tus hijos realmente necesitan tendrá un impacto (negativo, claro) sobre su vida… 

Si has entendido todo esto, sigue leyendo.

Si todo esto no te parece tan importante, puedes parar aquí y encender la televisión.

Bueno, sigo, que tengo algo importante que contarte… 

Hemos creado una experiencia de transformación.

Estoy muy feliz de presentarte:

Vivir con Hijos

Los 3 pilares de la Paternidad: Amor, Autonomía y Autoridad

Es una formación 100% online, 100% fácil de entender y 100% práctica

Es una formación donde podrás hacer tus preguntas en directo

Es la formación para aprender a preparar a tus hijos para una vida plena y para disfrutar de una convivencia fácil

Cuéntame más…

Vivir con Hijos es una experiencia transformadora para padres y madres que quieren conocer las claves de desarrollo personal para aplicar en la educación de sus hijos.

Vivir con Hijos es una nueva formación de IPP en colaboración con la experta en educación infantil Gemma Sanz, en la que conocerás lo que necesitas para que tu paternidad sea más sencilla, más agradable y más satisfactoria y con la que podrás sentar las bases para que tus hijos tengan una vida plena.

Una formación 100% online que combina videos formativos con sesiones en directo con la experta Gemma Sanz, en las que podrás preguntar todo lo que quieras sobre la educación de tus hijos.

¿Por qué 3 pilares?

Después de años de estudio, de experiencia y de formación, hemos concluido que la vida con los hijos se basa en 3 pilares fundamentales que son el amor, la autonomía y la autoridad. 

Según el estudio humano, estos tres pilares responden a lo que los niños necesitan para desarrollarse plenamente.

No tenemos dudas de que das todo tu amor a tus hijos pero ¿lo das de la manera que ellos necesitan?

Es probable que permitas cierta autonomía a tu hijo pero, ¿conoces la crucial importancia de permitirles una vida autónoma en su desarrollo?

Seguramente trabajas para poner límites a tus hijos y marcar tu autoridad, pero ¿consigues marcar los límites sobre la base del amor y de la autonomía?

La combinación perfecta de teoría y práctica.

Hemos creado una formación que combina el conocimiento teórico con las pautas prácticas que los padres quieren conocer para aplicar en la convivencia con sus hijos.

Y además lo completamos respondiendo en directo a todas tus preguntas sobre la vida con tus hijos.

Recuerda que la educación de tus hijos es una carrera a largo plazo. Es necesario un conocimiento teórico del estudio del desarrollo humano, y es necesario aplicar en la práctica ese conocimiento. La buena noticia es que es más sencillo de lo que puede parecer.

En Vivir con Hijos aprenderás ambas cosas: teoría y práctica, con formación y con respuestas en directo.

¿Cómo es la formación?

¿Qué te vas a encontrar?

Cuando accedas al curso verás que Vivir con Hijos está compuesto de 6 módulos sobre los 3 pilares fundamentales de la educación, que combinan conocimientos teóricos y prácticos.

Aprenderás que estos 3 pilares responden a lo que necesitan los niños, según el estudio del desarrollo humano, y cómo se ponen en práctica con menores de 7 años.

En cada módulo encontrarás una base de conocimiento para entender cómo educar a tus hijos para que tengan una vida plena, además de mucho conocimiento práctico para aplicar en tu día a día.

Además, tendrás 6 sesiones online grupales en directo con Gemma Sanz, nuestra experta en educación infantil, que tendrán lugar cada 15 días aproximadamente durante 3 meses, para que puedas preguntar lo que quieras.

Estos webinarios son oro puro porque puedes preguntar sobre tu caso concreto. Y además aprendes de las experiencias de otras personas.

¿Qué vas a conseguir con con Vivir con Hijos?

Vas a comprender lo que los niños necesitan realmente y esto te permitirá darle a tus hijos las bases para una vida plena al tiempo que hace tu paternidad más fácil y satisfactoria.

Me interesa, cuéntame más Sergio…

Acedes a una plataforma donde están los 6 módulos en vídeo, que podrás ver siempre que quieras y a los que tendrás acceso para siempre.

Son lecciones preparadas con mimo y con información práctica explicada desde cero, que componen el programa con vídeos de aproximadamente una hora cada uno.

Para que puedas avanzar a tu ritmo vamos a proponerte estudiar un módulo cada 15 días aproximadamente. Es decir, te proponemos que tengas 15 días para ver los vídeos de cada módulo y luego, al final de cada quincena, tendrás un webinario grupal con la experta para que puedas preguntar lo que quieras.

Desde hace 10 años las personas que pasan por las formaciones de IPP dicen sistemáticamente lo mismo. 

Dicen cosas como “no era consciente de la cantidad de valor que iba a recibir”, “hubiera pagado mucho más”, “sólo este webinario me ha pagado el curso” o “no entiendo cómo podía vivir sin saber esto”.

Tenemos el foco en hacer formaciones para la vida real. 

¿Y sabes qué? Lo logramos.

Por eso tenemos miles de alumnos cada año

En este momento, mientras escribo esto (lo acabo de mirar) tenemos más de 2.000 alumnos cursando algún Máster y más de 30.000 personas que han comprado alguno de nuestros cursos y seminarios. 

Y una gran parte vienen recomendados de antiguos alumnos.

¿Qué voy a aprender si compro?

El resumen es que vas a aprender el manual de instrucciones para ser padre o madre y cuando lo termines no podrás entender cómo te planteaste ser padre o madre sin saber todo esto…

Entenderás que con la intención de hacerlo bien no basta. 

Y que es necesario comprender qué necesitan los niños, y para eso es necesario conocer cómo es el desarrollo humano.

Aprenderás cómo encontrar tiempo para ti.

Vas a aprender que tus hijos te necesitan menos de lo que crees. 

Vas a  aprender a diferenciar entre lo que tus hijos necesitan de ti, y lo que necesitan hacer por sí mismos. Y vas a aprender a organizar el día para que haya tiempo para ambos tipos de necesidades. Lo que, por cierto, te va a dejar tiempo para ti. Sólo esto te paga la formación.

Vas a tener las claves prácticas para aplicar...

Pero no como un libro de recetas, sino apoyadas en la comprensión, porque eso es lo que va a hacer que funcionen. Somos IPP, y aplicamos el sentido común también aquí.

Entenderás que ser buen padre o buena madre no consiste en vivir sacrificado.

Consiste en conocer sus necesidades verdaderas y aprender a equilibrarlas con las tuyas. Y verás que no es tan difícil.

Aprenderás que no necesitas esforzarte.

Estamos acostumbrados a esforzarnos para preparar a los hijos para la vida. Vas a aprender que no hace falta tanto esfuerzo, que la vida se desarrolla por sí misma si encuentra las condiciones adecuadas. Y vas a aprender a crear esas condiciones.

Vas a aprender cómo lograr que tus hijos jueguen solos.

Vas a entender que la actividad estrella de la infancia es el juego y que jugar no es sólo para divertirse, sino para desarrollarse. Y vas a aprender a construir espacios de juego. (De nuevo, perdona que insista, pero sólo esto te paga la formación).

Aprenderás que no tienes que entretener a tus hijos.

Si les dedicas tiempo de calidad en determinados momentos, tus hijos van a ser perfectamente capaces de disfrutar de sus actividades sin necesidad de que les entretengan, y sin que te interrumpan con sus demandas.

Vas a aprender cómo hacer para que tus hijos se sientan amados.

Vas a aprender que el amor más que un sentimiento es una suma de vivencias cotidianas. Y vas a aprender cómo ofrecer a tus hijos esas vivencias para que se sientan amados. Esto cambiará literalmente su experiencia de vida (y la tuya).

Vas a descubrir que hay una manera de hacer que los niños quieran vestirse.

Lo creas o no esto puede pasar, y en poco tiempo lo estarás viviendo en tu casa. No es por ser insistente, pero sólo la cantidad de tiempo que esto te va a ahorrar te paga la formación.

Vas a aprender las 11 claves para aprender a decir que no.

Vas a aprender que el amor a tus hijos es compatible con decir NO en determinados momentos.

Vas a aprender qué hacer ante el llanto de tus hijos.

Vas a aprender que el llanto no es un error de la naturaleza que hay que evitar a toda costa, sino que tiene una función fisiológica fundamental para la salud emocional.

Vas a aprender a entender la Autoridad como la responsabilidad de proteger el bienestar y la vida.

Y vas a ver que entendida así no sólo no es perjudicial sino que aporta seguridad a tus hijos.

Vas a entender que la Autonomía no es meterles prisa para que crezcan rápido, sino permitirles que se desarrollen a su ritmo.

Y que permitir la autonomía de tus hijos les hará desarrollarse más sanos y más felices.

Vas a aprender los errores más frecuentes de los padres que quieren dar a sus hijos lo que ellos no tuvieron en su infancia.

Y cómo ahorrarte los problemas que surgen por irse al otro extremo.

Vas a comprender que los comportamientos (“buenos” o “malos”) no suceden por casualidad.

Y tendrás herramientas para cambiarlos cuando son “malos”. Sólo esto te va a ahorrar un montón de problemas cuando llegue la adolescencia.

También te llevarás esto de Vivir con Hijos

1

Entenderás que ser un padre o madre abnegado y complaciente no es ir a favor de la mejor vida para tus hijos.

2

Vas a aprender cuáles son las necesidades de los niños en cada una de las edades, y vas a aprender a crear las condiciones para que puedan satisfacerlas.

3

Aprenderás que lo que hace que los niños disfruten y tengan bienestar es justamente lo que les permite madurar como seres humanos y prepararse para la vida, por mucho que el sistema educativo se base en lo contrario.

4

Que dedicar un tiempo a estar con ellos sin prisa mientras se visten o recogen los juguetes, es una inversión para que en el futuro ellos lo hagan sin necesidad de enfados ni amenazas.

5

Descubrirás (y te maravillarás) del enorme potencial que tienen tus hijos, de los descubrimientos y aprendizajes que son capaces de hacer por sí mismos si no pones sobre ellos presiones y expectativas para que sigan patrones preestablecidos.

6

Te darás cuenta de que los hijos no vienen sólo a aprender de nosotros, también vienen a enseñarnos, si somos capaces de pararnos a observarlos y a escucharlos, y esto enriquecerá enormemente vuestra relación.

7

Aprenderás algo contra-intuitivo: que permitir a tus hijos que cometan sus equivocaciones y estar a su lado en esos momentos es mucha mayor muestra de amor que resolverles las dificultades.

8

Aprenderás que evitar las frustraciones a tus hijos no les hace ni más seguros ni más alegres. Algunas frustraciones son el motor para que ellos busquen soluciones que enriquecen su desarrollo.

¿Quién es Sergio Fernández?

Sergio Fernández es CEO y fundador de IPP, autor de 7 libros (varios de ellos best seller) traducidos a 5 idiomas. Director de masterdeemprendedores.com, masterdedesarrollopersonal.com, desafiov100.com y otra decena de programas formativos.

Es conocido por ser uno de los formadores cuyos programas formativos más vidas han transformado en español en los últimos 15 años.

Puedes buscar su trayectoria y referencias, vas a alucinar. Miles de artículos, cientos de vídeos y entrevistas, varios libros publicados, centenares de conferencias…

¿Quién es Gemma Sanz?

Gemma Sanz es madre desde hace 24 años. Cuando nació su hijo se preguntó qué es lo que verdaderamente necesita un niño. Y eso la llevó a dejar su carrera como ingeniera industrial y a lanzarse a la aventura de conocer cómo es el desarrollo del ser humano. 

Ha sido cofundadora y fundadora de dos proyectos educativos en los que durante 20 años han facilitado el desarrollo óptimo de más de 50 niños

Desde 2011 ha ofrecido también consultoría y formación a más de 70 familias sobre la crianza de sus hijos.

¿Quienes somos?

El Curso Vivir con Hijos es una formación de IPP para conocer lo que los niños necesitan para hacer que la paternidad sea más fácil y satisfactoria tanto para los padres como para los hijos, y para dar a los hijos las bases para una vida plena.

El propósito de IPP desde 2012 es divulgar y democratizar el conocimiento para que cualquier persona, independientemente de sus conocimientos previos, de su nivel de ingresos o de su lugar de residencia pueda disfrutar de la vida que desee.

Para que te hagas una idea, 1.961 alumnos compraron en el año 2022 algún Máster de IPP (Máster de Libertad Financiera, Máster de Emprendedores, Máster de Desarrollo Personal o Desafío V100), y 2.582 cursaron algún seminario. En total 3.2 millones de euros de ventas.

Y ahora, por si quieres saber más, te dejo algo más de información.

Prácticamente nadie estudia cómo educar a sus hijos.

Por eso, hacerlo te permitirá tener una experiencia de vida radicalmente diferente con tus hijos.

Te comparto los 6 módulos del programa:

Módulo 1: Introducción

Aquí aprenderás por qué el Amor, la Autonomía y la Autoridad son los 3 pilares para construir la paternidad y la relación con los hijos. Para ello vamos a recurrir a lo que dice la biología sobre el desarrollo del ser humano, conectándolo con la vida cotidiana de padres e hijos.

Módulo 2: El Amor

El Amor es lo primero que necesita un niño de sus padres para poder desarrollarse. Pero lo que necesita es vivirlo en las experiencias concretas de la vida cotidiana. Aquí vamos a ver qué experiencias se traducen en Amor en cada momento de la infancia.

Módulo 3: La Autonomía

Para el desarrollo de sus capacidades humanas, el niño necesita tener determinadas experiencias muy concretas con su entorno, y necesita tenerlas por iniciativa propia. La responsabilidad de los padres es ofrecerle entornos que le permitan esas experiencias, y permitir que experimente según sus intereses.

Módulo 4: Integración de Amor y Autonomía

Ante algunas actividades la prioridad es el Amor, pero también hay lugar para la Autonomía. Ante otras actividades la prioridad es la Autonomía, pero también hay lugar para el Amor. Se puede organizar el día para que haya lugar para ambos tipos de necesidades, integrando Amor y Autonomía.

Módulo 5: La Autoridad

La Autoridad es la responsabilidad de los padres de proteger la vida, y de establecer prioridades y condiciones para hacer posible el Amor y la Autonomía. Se traduce en poner límites en la vida cotidiana. Aprenderás 11 claves para que los límites verdaderamente sirvan para estos objetivos.

Módulo 6: Integración de Amor, Autonomía y Autoridad

El desequilibrio en los 3 pilares se traduce en necesidades no satisfechas, malestar, llantos y comportamientos difíciles. Veremos 4 tipos de llanto y qué hacer ante ellos. También cómo recuperar el bienestar y cambiar los comportamientos con el equilibrio de los 3 pilares. Si quieres mejorar la relación con tus hijos y aprender lo que no vas a aprender en otro lugar, Vivir con Hijos es para ti…

Esto es lo que dicen las madres y padres que han cursado la primera edición

Javi

Laura Díez

Sara Torne

Mireya Serrano

Zahraa Boufrari

Heidy Marli

Almu Belando

Leticia González

Marisela Tinajero

Natalia

Sara

Daniela

Preguntas Frecuentes

Este programa está pensado para madres y padres de niños menores de 7 años. También ha sido de utilidad para madres y padres de niños hasta 10 años, madres de día, acompañantes y educadoras infantiles. Y también para personas que simplemente quieren conocer más sobre la infancia y las relaciones no-directivas.

Es fácil, si estás cansado de no saber cómo educar a tus hijos y tienes el compromiso de hacer algo al respecto, entonces sí es para ti. Si quieres aprender cómo facilitar el desarrollo pleno de tus hijos, entonces te va a encantar.

El curso está enfocado a niños hasta los 7 años y muchos de los ejemplos que damos son de niños de esas edades. Pero las bases son realmente para cualquier edad, aunque la puesta en práctica pueda variar.

Por otro lado, las dificultades en edades más avanzadas con frecuencia tienen su origen en las carencias de la primera infancia, y conocerlas te va a permitir comprender mejor a tus hijos y satisfacer lo que no pudieras satisfacer en su momento.

Sí, perfectamente. Es un curso dirigido a padres y madres, y nos centraremos en las relaciones familiares, pero realmente vamos a ver las necesidades de los niños como seres humanos, y eso no está dividido en parcelas.

Pero no es un curso de desarrollo infantil. Sólo tomamos el desarrollo infantil como apoyo, para llevarlo a la práctica de la vida cotidiana.

A poco en serio que te lo tomes, sí que mejorará. Pero tienes que entender que no hay fórmulas mágicas. Aquí creemos en aprender, practicar e ir mejorando paso a paso. Algo poco sexy, ya lo sé. Pero a cambio sabemos que a medio y largo plazo funciona.

Si tienes prisa por conseguir resultados a corto plazo no deberías inscribirte porque todas las formaciones de IPP son programas serios para gente seria. Insisto en esto. De verdad que aquí no jugamos al corto plazo. Dicho esto, es muy posible que veas algunos resultados de cambio en el corto plazo.

No. Este curso se enfoca en conocer todas las necesidades de los niños, tanto las que están relacionadas con los padres como las que se refieren a su desarrollo como seres humanos. La disciplina positiva no abarca tantos aspectos. En el aspecto de la relación con los padres tienen cierta coherencia, pero también tienen algunos matices diferentes.

Es lo normal. En cualquier relación antes o después se llega a un punto de desacuerdo. Lo importante es que eso no sea una excusa para que tú no hagas aquello en lo que crees, que en realidad es lo único que está en tu mano. Los niños sólo necesitan que tú seas coherente contigo mismo, y manejan perfectamente que no sea igual con mamá que con papá.

Sea cual sea la dificultad, este programa te va a permitir ofrecer condiciones de vida más favorables para el bienestar de tu hijo. Vas a comprender mejor sus comportamientos y vas a saber qué hacer para que vuestra vida y vuestra relación mejoren. Sólo con que apliques una o dos de las cosas que te proponemos en el curso ya vas a ver cambios. Para grandes dificultades seguramente necesites un poco más de tiempo. Pero lo importante es tener unas bases y una dirección para avanzar.

En la relación con los niños están implicadas muchas cuestiones de la vida, que no siempre son fáciles de cambiar. Este no es un curso de técnicas (aunque sí tendremos claves para llevar a la práctica). Este curso es para comprender a fondo lo que necesitan los niños para su bienestar. Y cuando hay comprensión, es más fácil cambiar las cosas. En algunas ocasiones se requiere más tiempo que en otras, pero lo importante es empezar. Y si necesitas más tiempo, vas a tener la opción de prolongar el tiempo de asistencia a los webinarios.

Si no sabes nada de desarrollo humano o educación infantil, con más razón te tendrías que inscribir. Este es un programa hecho para que aprendas independientemente del nivel que tengas.  Y si ya sabes algo, pues mejor porque aprovecharás más las sesiones.

En principio vamos a hablar de las necesidades de los niños, y eso es igual para todos los niños, aunque la forma de llevarlo a la práctica pueda variar. Ya desde el primer Módulo vas a ver cosas que te van permitir comprender mucho mejor lo que los niños necesitan. Si tu situación es muy especial, podrás hacer tus preguntas en los webinarios. Y si ves que no te sirve o no es para ti, tienes un plazo de devolución de 15 días.

Completar la formación y asistir a los webinarios serán unas 20 horas aproximadamente pero, sinceramente, el tiempo que tú dediques a aplicar el conocimiento en la práctica con tus hijos depende de ti.

Aunque sólo apliques 1 o 2 cuestiones de las que vemos en el curso ya vas a ver grandes cambios (si las aplicas de verdad, claro). Y tienes el material disponible para siempre, así que más adelante podrás seguir formándote y aplicándolo.

Toda la formación es online, accesible desde cualquier dispositivo, para que puedas hacerla cuando quieras. Cada 15 días aproximadamente habrá un webinario grupal en directo donde podrás preguntar lo que quieras a nuestra experta Gemma Sanz. Si no puedes asistir, se queda grabada para que la veas cuando quieras.

Sí, cada 15 días aproximadamente tendrás un webinario grupal en directo con nuestra experta.

Las preguntas para las sesiones en directo se envían previamente y quedarán respondidas aunque no participes en la sesión. Todas las sesiones en directo se graban y tendrás acceso a ellas siempre que quieras.

Gemma Sanz es la experta que imparte íntegramente este programa. Puedes saber más sobre ella más arriba.

Desde el mismo momento en que te matricules tendrás acceso a toda la formación y los vídeos. Vivir con Hijos con un webinario grupal con Gemma Sánz. A partir de ahí tendrás en total 6 webinarios grupales con Gemma Sánz más o menos cada 15 días. Una vez terminados los webinarios en directo tendrás acceso ilimitado al contenido y a la grabación de los webinarios.

Los programas educativos de IPP son formación para la vida real. Son sólo para gente despierta con ganas de aprender cosas útiles. Si lo que buscas es un título, no podemos ayudarte. No estamos en el negocio de los títulos sino en el de la transformación personal.

Además, si esta formación tuviera título oficial encarecería el programa de manera notable: alrededor de un 25%. ¿Me quiere usted cobrar un 25% más por tener un sello oficial? No, gracias.

Sí, fuimos pioneros en España en 2012 en implantar la garantía de devolución en los seminarios. Y seguimos haciéndolo 10 años después, ahora que otras empresas también lo hacen. Tienes 2 semanas de garantía total, sin preguntas. 10 años, más de 30.000 alumnos satisfechos, y seguimos haciéndolo como el primer día.

El pago es 100% seguro y sí que puedes pagar en tu moneda. En el proceso de compra se te hará la conversión a tu moneda local cuando indiques tu país.